¡Canadá planea dar la bienvenida a más de 500.000 recién llegados por año! (2023 a 2025)

Facebook
Tiktok
Instagram
Tiktok
YouTube

Tratado de libre comercio entre Canadá con México, Chile, Panamá, Colombia y Perú

El tratado de libre comercio se ha convertido en una de las herramientas claves para ayudar a impulsar no solo el crecimiento económico, sino también la integración regional a nivel internacional. Es por ello que en este artículo te comentaremos los beneficios y desafíos que tiene el tratado de libre comercio entre Canadá, Chile, Panamá, Colombia y Perú.

Beneficios del tratado de libre comercio

La instauración del tratado del libre comercio ha resultado ser muy ventajosa para los países en cuestión. Y es que, en primera instancia, estos acuerdos comerciales han permitido que la economía de las naciones mejore al liberar el comercio de servicios y bienes. Esto ha ayudado a que el acceso a mercados más grandes sea fácil, así como también la diversificación de los productos y la exportación de los mismos.

Adicionalmente, estos tratados también han facilitado la reducción de aranceles y tarifas, así como también la simplificación de procedimientos. Esto ha permitido que el comercio sea más fácil, sumado a que se han establecido nuevos mecanismos que apoyan este objetivo.

Hablemos de los beneficios específicos que obtendrán cada una de las partes firmantes. En el caso de Canadá, este tratado le brinda la oportunidad de poder acceder a nuevos mercados de forma privilegiada, planteando así un mercado con nuevas exportaciones y diversidad de destinos comerciales. 

Para Canadá, este tratado ha significado un acceso privilegiado a los mercados de los países firmantes, lo que ha potenciado sus exportaciones y ha diversificado sus destinos comerciales. Asimismo, ha propiciado un clima de mayor certidumbre para los inversionistas canadienses, al establecer reglas claras en materia de comercio e inversión. 

Adicionalmente, esto ha resultado beneficioso para los inversionistas canadienses, ya que al establecer reglas claras en materia de inversión y comercio, se ha generado un clima de mayor certidumbre.

Por su parte, los países latinoamericanos que constituyen este tratado, tienen ante sí la oportunidad de fortalecer sus lazos comerciales y así disfrutar de una de las economías más desarrolladas del mundo. Sumado a esto, el tratado de libre comercio ha contribuido a que los sectores claves de dicha economía puedan ser dinámicos, lo que promueve la generación de empleos y la competitividad.

Productos y servicios exportados

Los recursos naturales suelen ser el principal producto en exportación, pero los servicios no se quedan atrás. Es por ello que la minería y la agricultura toman los primeros lugares cuando hablamos de exportación por medio de tratados. Seguidos por los productos y servicios financieros y los de tecnologías. Algunos ejemplos de los productos que permite el tratado de Perú con Canadá son las uvas frescas, mandarina, productos agropecuarios, artesanía, gas natural, madera y papel, harina de pescado, mineral de zinc, aceite de pescado, plata en bruto, cobre y plomo. 

El tratado de libre comercio entre Canadá con México, Chile, Panamá, Colombia y Perú ha logrado establecer las bases que permiten una asociación económica mutuamente beneficiosa y por sobre todo sólida. Se espera que en la medida que este acuerdo o tratado vaya tomando madurez, ayude a impulsar la competitividad y crecimiento de las naciones que se encuentran en él. Esto, a su vez, serviría de trampolín para que nuevas formas de colaboración y progreso se vayan abriendo para todos. 

Desafíos y oportunidades

Si bien existen muchos beneficios detrás de la firma de estos tratados, la realidad es que también hay oportunidades y desafíos. El más importante y el principal es la protección del medio ambiente, para lo que se debe promover prácticas de comercialización y seguridad que sean sostenibles. 

Por esta razón, dichos tratados incluyen capítulos y acuerdos paralelos que hablan sobre la cooperación laboral y su impacto en el medio ambiente. De esta forma se busca que todos los países del tratado establezcan compromisos sustanciales y cumplan con la protección de la diversidad ambiental y los estándares laborales.

Otro desafío que se presenta con estos tratados es que se debe garantizar que su ejercicio no afecte al mercado justo y equitativo. Para lo que se debe realizar una implementación de políticas de competencia y contratación pública.

Además de esto, los países que se encuentran en este tratado deberán proveer y establecer reglas claras y efectivas. El objetivo de esto es garantizar un ambiente de competencia saludable, evitando las prácticas comerciales desleales. 

En cuanto a las oportunidades, se vislumbra y espera la integración de nuevos sectores de la economía emergentes. Tal es el caso de la movilidad sostenible, las energías renovables y la economía digital. De hecho, se estima que estos sectores van a ser pilares fundamentales, no solo en la evolución y desarrollo del Tratado de Libre Comercio, sino también en la construcción de un futuro próspero para los países involucrados.